August 5, 2018

August 5, 2018

Please reload

Entradas recientes

Desde dónde ABRAZAS a tus hijos

August 5, 2018

1/10
Please reload

Entradas destacadas

4 claves para mejorar tu COMUNICACIÓN

September 9, 2017

Hablar y escuchar son los componentes esenciales de la COMUNICACIÓN,

uno de los aspectos más complejos en las relaciones humanas.

 

Hablamos demasiado,

callamos por no discutir 

oímos sin escuchar,

estos son a grandes rasgos las dificultades más frecuentes.

 

Nuestras EXPERIENCIAS, NECESIDADES, EMOCIONES, VALORES y CREENCIAS

necesitan ser expresadas y comprendidas,

 pero en ocasiones nos faltan recursos para gestionar

nuestra realidad interna y la del otro,

durante una conversación,

y caemos en clásicos como:

 

desconectar de una conversación,

 

no darle importancia a la experiencia emocional del otro ('no es nada!'),

 

acabar explicando nuestra historia cuando alguien está narrando la suya

 

o

 

intentar 'imponer' nuestras ideas desde un desesperado SÍNDROME DEL EXPERTO.

 

Una buena comunicación es la base de una buena relación,

ya que más allá de los fines específicos de cualquier acto comunicativo,

está la necesidad de sentirse visto y reconocido por el otro,

de sentir que la otra persona comprende y tolera nuestra realidad interna y externa, y nos acompaña en ella aceptándonos tal y como somos.

 

Una buena comunicación es pues la base de UN BUEN AMOR.

 

Hoy quiero compartir contigo 4 claves para mejorar tus relaciones interpersonales a este nivel:

 

1. ESCUCHA, no oigas. Cuando la otra persona se dirija a ti para hablar, despliega todos tus sentidos en ella en ese momento. Mírala, acércate, siéntela... Hay una vibración emocional en su mensaje, en sus palabras, conecta con eso! Acompaña la conversación sin interrumpir, con un 'comprendo, entiendo'... Te ha elegido para compartir ALGO CONTIGO, valora eso, le importas, confía en ti.

 

2. PRESENCIA. Cuando la otra persona hable, mantén tu mente solo en lo que dice. Espera a tu turno para expresarte, o no. En ocasiones la otra persona no te está pidiendo tu opinión, solo necesita sentirse escuchada, querida, vista, acompañada... No espera ni quiere que digas nada.

 

Pregunta si el otro quiere tu opinión o escuchar tu experiencia. Valora antes de hablar, si lo que vas a decir SUMA en la conversación o si es mejor el silencio.

 

3. PARA TU EMOCIÓN Y EMPATIZA. Antes de dejarte llevar por tus sentimientos, ponte en los zapatos del otro. Lo que siente, lo que expresa, lo que pide es fruto de una realidad interna, y en ocasiones también externa, compleja. Nuestros sentimientos y experiencias son fruto de muchas cosas: de una infancia, de un pasado, de un presente, del miedo al futuro... Esa realidad compleja requiere una mirada SIMPLE, COMPRENSIVA, EMPÁTICA Y COMPASIVA. 

 

4. ASERTIVIDAD. Podemos expresarnos de muchas maneras. En comunicación hablamos de ESTILOS. Existen básicamente 4:

 

      El estilo agresivo, desde el cual no logramos escuchar, sencillamente nos atrapa nuestra realidad interna, nuestras frustraciones y limitaciones, nuestros complejos de inferioridad, y salimos a defender lo 'ya indefendible' desde un estilo que NO RESPETA AL OTRO, sencillamente tiene la NECESIDAD DE IMPONER SU REALIDAD como si esta fuese LA ÚNICA REALIDAD. Este estilo es propio de una gran carencia de recursos emocionales. Empobrece las relaciones, mella profundamente la confianza y puede dar lugar a situaciones de maltrato psicológico desde la humillación y la imposición.

 

      El estilo pasivo, es propio de personas permisivas o situaciones en las que sentimos la necesidad de evitar un conflicto. En este estilo callamos. Nos reservamos nuestra opinión, escondemos nuestras emociones y cedemos a lo que el otro expresa, impone, defiende o necesita. Una persona con un estilo habitualmente agresivo es posible que interactue con personas que acaban desarrollando un estilo pasivo con ellas para evitar situaciones de conflicto.

 

    El pasivo - agresivo, es una fusión de los dos anteriores caracterizada por el uso combinado de silencios, miradas, ironía y todo tipo de ataques indirectos que generan tanta tensión que no hace falta decir mucho más... y también se juega con eso: no digo nada pero te lo digo todo.

 

¿te suenan verdad? son estilos demasiado habituales e insalubres.

 

      El estilo asertivo, es del que quiero hablarte hoy. Es el más saludable para cualquier relación y se basa en la capacidad de expresar lo que sientes y necesitas desde el respeto hacia ti mismo y los demás. Para expresarte a través de este estilo, te recomiendo que empieces a practicar con la siguiente fórmula:

 

Cuando haces o dices... (aquí describimos el hecho que al que nos queremos referir)

 

YO ME SIENTO (aquí describimos cómo nos sentimos)

 

con lo cual, AGRADECERÍA QUÉ... (aquí describimos nuestra petición)

 

Cuando utilizas este estilo ASERTIVO, evitas que la persona con la que interactúas se sienta ATACADA, ya que te expresas TOMANDO LA RESPONSABILIDAD de tus sentimientos 'YO, CUANDO OCURRE ..... ME SIENTO'. No eres tú, si no lo que expresas, el cómo lo expresas, o la situación la que me provoca ESOS SENTIMIENTOS. Es un estilo que despersonaliza la carga emocional.

 

¡Mira que diferencia!

 

Estilo agresivo: Ya te vale! otra vez llegando tarde y yo encargándome de todo: de la cena, de los niños! No tienes ningún tipo de consideración, es del todo lamentable. (Igual la otra persona ha llegado tarde porque algo ha ocurrido, pero ya no le hemos dado pie a expresarse porque nos ha invadido nuestra experiencia emocional interna, nuestras suposiciones y el dolor acumulado por situaciones pasadas).

 

Estilo pasivo: Ante la situación, no dice nada, pero se va cargando por dentro hasta, en ocasiones, enfermar.

 

Estilo pasivo - agresivo: Ante la situación empieza un juego de miradas tensas, de silencios que buscan incomodar al otro, de indiferencia e ironías...

 

Estilo asertivo: Hola! ¿¿Que te ha pasado?? Cuando te retrasas a estas horas, yo me pongo muy nerviosa porque siento que no llego a todo, y como pasa habitualmente, estoy empezando a vivirlo como una falta de responsabilidad por tu parte, quizás estoy equivocada pero así lo siento. Agradecería que hicieses lo posible por llegar siempre puntual para evitarme esta situación.

 

Si, ya se lo que estás pensando, para decir lo mismo usamos dos frases mas! ;)  pero te aseguro que vale la pena, te ahorrarás muchas 'discusiones sin sentido' y te garantizo que tus relaciones empezarán a ser mucho más ricas contigo mismo y tu entorno. 

 

Espero que te haya resultado útil el artículo.

 

Un abrazo enorme,

 

REBECA PABON

Psicóloga, Coach y Terapeuta

www.rebecapabon.es

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square