August 5, 2018

August 5, 2018

Please reload

Entradas recientes

Desde dónde ABRAZAS a tus hijos

August 5, 2018

1/10
Please reload

Entradas destacadas

SOBRE EL MIEDO Y EL CONTROL

July 29, 2018

 

El miedo surge de manera natural cuando nos sentimos amenazados, cuando resonamos con un peligro físico, emocional o mental. 

El control es un valioso recurso que vamos desarrollando ante él, a través del ego, para proteger nuestra frágil vulnerabilidad, desde experiencias de observación, anticipación y análisis, y se empodera a través de la creencia de poder 'preveer' qué ocurrirá y actuar conforme a esa expectativa.

En la vida, sin embargo, lo esencial es demasiado imprevisible: nuestros sentimientos, el amor, la salud, la muerte, nuestro destino, el de nuestros hijos...

Lo esencial llega o no, sin avisar, sin análisis previo, sin pronóstico, y ahí el control pasa de recurso a MAESTRO. Nos muestra lo apegados que estamos a nuestras ideas y la gran soledad que habitamos cuando vivimos protegiéndonos de lo que pueda ocurrir, cuando olvidamos que algo más grande sostiene nuestra preciosa y delicada existencia.

La vida reta constantemente al control para que aprendas a rendirte a su enseñanza más preciosa: LA PRESENCIA, esa presencia que pasa por AMAR LO QUE ES, por ACEPTAR EL MOMENTO. Esa presencia que sostiene el tesoro que hay para ti en cada experiencia. 

El control es el lacayo del miedo y la creencia que lo rige el virus que te secuestra emocionalmente, alejándote del AMOR a la vida.

Rendirse a lo que es, es PODER. 
Rendirse a lo que es, es LIBERTAD.
Rendirse a lo que es, es PRESENCIA.
Rendirse a lo que es, es AMAR LA VIDA.

No hay nada malo en rendirse, en aceptar lo que es. Eso no nos impide seguir tras nuestros sueños, solo nos facilita el camino, ya que en muchas ocasiones ni siquiera sabemos si estamos realmente preparados para vivir nuestros anhelos. 

Sufrimos innecesariamente porque nuestro EGO nos impide danzar con nuestra AMOROSA ESENCIA. A él le gusta el control. Él surgió de nuestra fragilidad, de nuestras heridas, para protegerlas, y se siente con derecho a seguir regentando nuestro día a día como un padre que teme 'soltar' a su 'indefenso hijo'.

¿Qué hacer entonces?,

¿Cómo ganar el pulso al control?,

¿Cómo quitarle alas al miedo?

Tres palabras: AMOR, FE y HUMILDAD.

AMOR para mirar tu fragilidad, tu ego, con compasión, comprensión y ternura. 

FE. Confianza en 'eso' desconocido que te sostiene y en el valioso tesoro que cada experiencia tiene para ti aunque aún no puedas verlo. 

HUMILDAD para aceptar que eres solo una mota en este infinito y hermoso universo.


Autor: Rebeca Pabon. 

www.rebecapabon.es


 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos