QUIÉREME CUANDO MÁS LO NECESITO

Cuando grite, me frustre o llore, POR FAVOR, ACOMPAÑAME.

No me digas PARA, No me digas ¡BASTA! Solo ten PACIENCIA.

Utiliza tu experiencia, tu sabiduría, para no dejarte CONTAGIAR por MI EMOCIÓN.

Recuerda que es solo UNA ETAPA, que NO hay INTENCIÓN en lo que siento.

Lo que expreso surge de manera espontánea: de una NECESIDAD que no puedo atender, de un CANSANCIO que no sé expresar, de un ANHELO que surgió SIN MÁS!

Necesito que estés, aunque no digas nada. Necesito sentirte cerca para aprender a calmarme. Necesito sentir que soy valioso para ti, aunque esté desbordado, que soy precioso, aunque no reaccione como esperas.

Quédate a mi lado cuando más lo necesito: no me arrincones, no me castigues, ¡no te vayas!

Enséñame a calmarme, y si no sabes, aprende conmigo. Estamos juntos en esto.

Mírame con confianza, La necesito para aprender.

Déjame VERME a través de tus ojos: Déjame VERME CAPAZ, VALIOSO. Déjame VERME como el SER AMOROSO que soy.

No tengo intención de herirte, No cuestiono tu autoridad Solo REACCIONO a lo que ocurre en mí, y te necesito para COMPRENDERME.

Muéstrame el camino para ACEPTARME tal y como soy.

Muéstrame el sendero del AMOR hacía mi mismo: enséñame a AMARME cuando más lo necesito.

Autor. Rebeca Pabon. www.rebecapabon.es Autora de 'Educación Emocional para padres, nuestra naturaleza inconsciente'

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square