¿CORRIGES o EDUCAS?

No grites tanto, no abras la boca, eres muy lento.

No te pelees, no chupes eso, ¿no estás contento?

Cuando me corriges, me siento violento. solo me exiges y parece que nada te ponga contento.

Me das a entender que no lo hago bien, y siento que es tanto que no lo sostengo, solo me frusto, me atrapan los miedos:

A no ser valioso, a no merecerte, a no conseguirlo, a no complacerte.

Cuando me educas es diferente, me enseñas a usar mi mente: a ver lo precioso de tu propuesta, a valorarte y no temerte.

No es lo mismo que me invites a que me ordenes. No es lo mismo que me corrijas a que e alientes.

Requiere que me acompañes y a veces te falta tiempo, pero si me siento seguro y amado si me siento acompañado aprendo veloz, estoy motivado.

A veces, no es que te rete, o no sepa hacerlo, solo exploro lo que se siente: al comer con la boca abierta, al gritar sobre el poyete.

No me corrijas, ¡edúcame! trátame con paciencia

No me corrijas, ¡aliéntame! háblame con consciencia

No me corrijas, ¡arrópame! regálame tu presencia.

--------------

Autor: Rebeca Pabón. www.rebecapabon.es

Psicóloga, Coach & Terapeuta

---------------

Cuando nos comunicamos,

procurar escoger las palabras adecuadas es esencial.

Cuando educamos, aún lo es más.

Demasiadas correcciones,

demasiados NOES, transmitirán un mensaje negativo

dificultando la comunicación y la colaboración de los pequeños.

En este post, no os hablo de límites,

en la educación los límites son esenciales,

si no de cómo nos expresamos,

ya que este punto marca la diferencia

entre CORREGIR o EDUCAR.

No es lo mismo decir:

No hagas eso a hagamos otra cosa

¡Deja de gritar! a exploremos el silencio

¡no abras la boca! a comer con la boca cerrada es más elegante, prúebalo.

Eso no es así a el resultado no es correcto, probemos otra manera

no pegues a tu hermano

a

cuida a tu hermano, no se lastime.

Trátalo como te gustaría y te tratasen a tí.

Dar alternativas o indicar lo que 'se tiene que hacer o se espera del niño',

es una bonita manera de mejorar la comunicación

y facilitar que nuestros hijos colaboren.

Educa no corrijas, hazlo bonito :)

-------------

Autor: Rebeca Pabón. www.rebecapabon.es

Psicóloga, Coach & Terapeuta

Autora del libro:

Educación Emocional para padres,

nuestra naturaleza inconsciente.

Entradas destacadas