top of page

4 PREGUNTAS QUE DEBES HACERTE SI ESTÁS EN CONFLICTO CON ALGUIEN

Los conflictos forman parte de la vida y, aunque dolorosos, son un maravilloso escenario para auto descubrirnos y practicar valiosos recursos que nos acercan a nuestra ESENCIA: EL AMOR.

Es importante cuando intentamos abordar un conflicto interpersonal que antes nos revisemos:

¿en este momento siento más dolor que amor? Si la respuesta es SI, entonces te recomiendo que aplaces el encuentro con la persona implicada y dejes enfriar un poco tu ego.

Un mal entendido o unas expectativas frustradas, pueden abrir viejas heridas de las que tu EGO aprovecha para tomar fuerza. Él te ve como a un ser vulnerable, y te coloca en esa vulnerabilidad haciéndote pequeño, intentando protegerte tomando el mando y colocándote en una situación de demanda ante la situación. Desde ahí activa la IRA y magnifica el dolor, dándote argumentos muy lógicos y sensatos, sin duda, pero que no ayudan a resolver la situación, solo a verte vulnerable, atacado y desdichado. Ahí te vuelves reactivo y las posibilidades de conflicto son muy elevadas.

Es importante que aprendamos a gestionar nuestro EGO para que nos dé la fuerza necesaria para proteger nuestra dignidad, pero sin permitir que nos empuje al victimismo o la arrogancia, ya que estas posiciones nos acercan demasiado a nuestras heridas y nos alejan de cualquier otro ser humano, llevándonos a una soledad y un vacío que se retroalimentan una y otra vez impidiéndonos que florezca de nuevo el amor, en el surco que las heridas del pasado dejaron en nuestro corazón.

Otras 3 preguntas que te invito a hacerte, si estás viviendo un conflicto interpersonal son:

¿qué necesito o ‘espero’ de la otra persona?

¿realmente me lo puede dar?

¿qué puedo hacer por mí mismo para colocarme en una situación de ‘no necesitar o esperar’?